“APRENDIENDO DE NUESTROS MAYORES”

   A mediados de Febrero de este año escribí un artículo para la revista digital “Garrido Rock” que aún no ha visto la luz. Lo titulé “Aprendiendo de nuestros mayores” y me siento bastante orgulloso de él. Es un homenaje a aquellos que son un ejemplo para las nuevas generaciones de nuestro rocanrol. Me gustaría compartirlo con vosotros…

   “Seguro que de críos os habrán dicho aquello de “pórtate bien y haz caso a tus mayores”, sin duda dos sabios consejos. Bueno, el primero es discutible, a veces ser malo tiene su aquel. Pero con el segundo estoy totalmente de acuerdo, que la experiencia es un grado me parece una verdad que no puede discutirse, por lo menos no en el terreno de la música. Voy a ofreceros varios ejemplos que servirán para defender mi argumento (y permitidme el estar tan seguro, por una vez y sin que sirva de precedente, de lo que digo). Os voy a hablar de bandas que han marcado un camino a seguir en nuestro rocanrol y que, tras muchos años subiéndose a los escenarios, todavía siguen dándonos lecciones de las que aprender.

   En mis programas “El Duende del parque” y “El Duende en la keli” intento apoyar a la nueva cantera del Rock Estatal, pero no me olvido de los veteranos, más aún si éstos continúan en activo. En los últimos doce meses cuatro referentes como son Los Suaves, Siniestro Total, Tako y Reincidentes me han dejado boquiabierto con sus nuevas entregas discográficas. Cuatro formaciones míticas que, a día de hoy, continúan ofreciendo buenas canciones. Unos maestros en lo suyo.

   Empezaré con LOS SUAVES, ¿os parece? Tras la tormenta llega la calma, dicen, y en el caso de los de Orense fue así. Superada una grave crisis vivida en el seno del grupo, Yosi y los suyos se metieron en el estudio de grabación para parir la que, para mí, es su mejor obra desde “San Francisco Express”. El título asustaba, pero “Adiós, adiós” no era una despedida sino un renacer. “Cuando los sueños se van”, “Esa noche te perdí” o “Corre, conejo, corre” son tres temas que te dejan impactado, sobre todo cuando te paras a pensar en el hecho de que los mendas que los compusieron llevan tres décadas al pie del cañón y que, como os he comentado, han salido de un bache serio. Ya nos lo avisaron hace mucho, no pueden dejar el rock.

   Y ahora marchamos a Vigo. También a puntito de celebrar los treinta tacos, SINIESTRO TOTAL cumplió su amenaza y sacó un disco country… country a la manera gallega, de ahí lo de llamar “Country and western” al plástico. Es de coña que se siga hablando de Siniestro como banda punk. Puedo aceptar que sean punk en la actitud, de acuerdo, pero ellos beben de innumerables fuentes (¡beodos!) entre las cuales se encuentra, en gran medida, el blues. Cogen los mejores licores y los mezclan en una estupenda coctelera. Así son ellos y así es “Country and western”, donde conviven piezas como la histriónica “La Paz mundial” y el hermoso vals “Que me dera na casiña” en paz, amor y comprensión. Eso no lo logra cualquiera, permitidme que me quite el sombrero (se lo cogeré prestado al señor Julián Hernández).

   Los maños TAKO me ayudaron a superar una mala época con su “Taller de los caprichos”, la entrega número quince de estos artesanos de la palabra y la melodía. Hacía mucho que no llegaba algo así a mis oídos, lo reconozco. Maravillas como “Juguetes chinos”, “Ruedas de ratón”, “Bastos y espadas” o “Circus” son obras de arte, colegas. Un cuarto de siglo en esta historia, ¿y siguen siendo capaces de inventarse temas tan frescos, tan pegadizos, tan redondos? Días que podían haber sido tristemente largos fueron menos tristes y más cortos gracias a este “Taller”. Superado el trance (abuela, no te olvidaré) los Tako siguen a mi lado.

   Termino nombrando a unos amigos, porque para mí lo son y creo que el sentimiento es mútuo. Tres veces he podido entrevistar a REINCIDENTES y confío en que sean muchas más. Acercándose al igual que Tako a las veinticinco castañas dando guerra, los Reinci han editado “Tiempos de ira”. Compuesto por dieciséis cortes, constituye otro paso hacia delante en la carrera de los sevillanos (ya sabéis, “ni un paso atrás”). Alucino con el sonido de las guitarras de Barea y Candy en “Huracán”, nuevo himno para conciertos, y se me ponen los pocos pelos que me quedan de punta al escuchar “Vida” y “Sueños”. La manera en que Reincidentes trata la realidad que nos rodea es tan… personal. Sí, personal, esa es la palabra. Son y siguen siendo un referente.

   En fin, he aquí a los mayores demostrando a los pequeños que las canas no hay que ocultarlas sino mostrarlas con orgullo. Si los Stones llevan medio siglo guerreando y nadie lo ve mal, ¿por qué no van a poder hacerlo los grupos de aquí? Vale, sé lo que pensáis tras haber mencionado a la pandilla de Jagger y Richards, “eran otros tiempos y otro lugar”. Pero somos muchísimos los que seguimos amando nuestro rock, ¿no? Somos muchos los que apoyamos a quienes eligen atravesar este sendero, ¿verdad?…

   Decidme que sí, que no me equivoco.

   ¡Salud!”

   Félix “el Duende”.

 

 

 

Anuncios

~ por duenderock en 23 noviembre, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: